Header Ads

La vivienda del terror: Un sicario del Chapo era dueño de “la casa de la muerte”, donde se entraba y no se salía


CDMX, - José Antonio “El Jaguar” Marrufo tenía una casa insonorizada en Ciudad Juárez en donde asesinaba rivales del capo. Poseía un sistema de drenaje que eliminaba fácilmente la sangre de las víctimas.


Edgar Galván, un testigo en el juicio contra el narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, reveló que el sicario José Antonio El Jaguar Marrufo contaba con una casa insonorizada en Ciudad Juárez (México) en la que se cometían crímenes bajo sus órdenes, según ante un tribunal de Brooklyn (Nueva York, EE.UU.).

Galván, de 41 años, explicó a los jueces que el lugar era blanco y embaldosado, y "estaba diseñado especialmente para torturar y matar a sus enemigos". Asimismo detalló que El Jaguar frecuentaba dicho recinto, que contaba con un sistema de drenaje que eliminaba fácilmente la sangre de las víctimas.





"En esa casa nadie sale. No sale ruido", relató Galván. Este testigo explicó que en 2007 conoció a Marrufo, persona que controlaba el Cártel de Sinaloa en dicha localidad, en una discoteca, tras divorciarse. Pronto se mudó a El Paso (Texas, EE.UU.) y se convirtió en traficante de armas en la frontera para ayudar a asesinar a los integrantes de los cárteles rivales en Ciudad Juárez.

ANUNCIO


Galván fue arrestado en 2011 y afronta una sentencia de 24 años después de haber admitido cargos por posesión de armas de fuego y drogas.

Marrufo pertenecía al Cártel de Ciudad Juárez, pero se pasó al de Sinaloa para colocarse bajo las órdenes de El Chapo.
La guerra entre el Cártel de Juárez y el Cártel de Sinaloa se inició cuando El Chapo ordenó asesinar a Rodolfo Carrillo Fuentes, hermano del capo del Cártel. En respuesta mataron a Arturo Guzmán Loera, hermano del Chapo.

El Jaguar fundó la banda criminal Gente Nueva, que combatió en el estado de Chihuahua a los grupos armados del Cártel de Juárez.

Gente Nueva luego pasó a llamarse Los Artistas Asesinos y El Jaguar se hizo clave para El Chapo en Chihuahua.
Fue apodado El Jaguar porque lo acusaban de ser sanguinario, de traficar droga, ordenar secuestros y homicidios de oponentes.

Entre sus peores actos se encuentran: la masacre de 18 personas en el Centro de Rehabilitación El Aliviane en septiembre de 2009 en Ciudad Juárez.
Secuestrar en 2009 a un hombre de Texas, interrogarlo y asesinarlo. Lo descuartizó y dejó un narcomensaje a sus rivales.

En 2012 agentes de la Policía Federal detuvieron en León, Guanajuato, a El Jaguar, y en 2017 fue extraditado a Estados Unidos.

*Con Información de EFE y AP



Regalanos una reaccion o Comenta!. ¡Queremos saber tu opinión!


No hay comentarios