Header Ads

"El Jaguar", el narco que traicionó al Cártel de Juárez para unirse a "El Chapo"

ANUNCIO
CDMX, - Autoridades estadunidenses informaron sobre la extradición de José Antonio Torres Marrufo, mejor conocido como "El Jaguar", un alto mando del cártel de Sinaloa.


Es acusado de tráfico de cocaína, marihuana, lavado de dinero, posesión de armas, asesinato, secuestro y hasta extorsión.

De acuerdo con el Departamento de Justicia estadunidense, las ganancias de actividades de narcotráfico de "El Jaguar" son lavadas y se devuelven a los miembros del cártel de Sinaloa, donde se utilizan para comprar bienes raíces, armas de fuego, municiones, chalecos antibalas, radios, teléfonos, uniformes y vehículos.

Detenido en abril del 2012, Torres Marrufo fue protagonista en la guerra entre el cártel de Sinaloa y el cártel de Juárez, formando parte de ambos bandos.

Su importancia es tal que su nombre salió a relucir en el juicio contra Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", en Brooklyn, en Nueva York, Estados Unidos.

Edgar Iván Galván, alias "El Negro", un hombre de bajo rango dentro del cártel de Sinaloa, testificó sobre su ingreso a la organización criminal, el cual fue con ayuda del propio Torres Marrufo.



"El Jaguar" comenzó delinquiendo a los 20 años como un narcotraficante independiente, pero aliado del cártel de Juárez, empresa criminal liderada por la familia Carrillo Fuentes.

Torres Marrufo le pagaba a un comandante de la Policía Estatal para que pudiera cruzar su droga, principalmente marihuana, de Villa Ahumada, en Chihuahua, a través de Ciudad Juárez, a Texas, en Estados Unidos.

El comandante al que "El Jaguar" le pagaba cuota estaba en la nómina del cártel de Juárez, liderado en ese entonces por Vicente Carrillo Fuentes, alias "El Viceroy", hermano del difunto Amado Carrillo Fuentes, "El Señor de los Cielos".



Vicente Carrillo Fuentes, alias "El Viceroy"

Durante los primeros años del nuevo milenio, los sinaloenses y los chihuahuenses mantenian una alianza para cruzar por Ciudad Juárez droga a Estados Unidos, sin embargo, sus nexos eran muy frágiles. Pronto vino la ruptura.

La guerra entre el cártel de Juárez y el cártel de Sinaloa comenzó cuando Guzmán Loera mandó a matar a Rodolfo Carrillo Fuentes, hermano de "El Viceroy", y en respuesta fue asesinado en la cárcel Arturo Guzmán Loera, hermano de "El Chapo".

Los Carrillo Fuentes mantenían su bastión criminal en Ciudad Juárez, zona clave para el trasiego de drogas a Estados Unidos, por ello, "El Chapo" decidió arrebatarle la plaza al cártel de Juárez.

La ofensiva para el cártel de Sinaloa empeoró debido a más alianzas rotas, los hermanos Beltrán Leyva pasaron de ser sus aliados a enemigos cuando Alfredo Beltrán Leyva, "El Mochomo", fue detenido por una supuesta traición de Guzmán Loera.



El cártel de Juárez y los Beltrán Leyva se unieron para combatir a los de Sinaloa. Además se les sumó un viejo y sanguinario enemigo de la organización de "El Chapo": "Los Zetas".

Fue entonces cuando apareció "El Jaguar". Se reunió con "El Chapo" y con Ismael Zambada, "El Mayo", para unirse a su cártel y hacerle frente al cártel de Juárez.

Pero, ¿por qué Torres Marrufo decidió unirse al cártel de Sinaloa y traicionar a los Carrillo Fuentes?

"El Jaguar" había sido secuestrado años antes por un hombre identificado como "JL", quien era hombre de confianza de los Carrillo Fuentes.

Torres Marrufo quería venganza, fue personal, así como lo fue para "El Chapo" arrebatar Ciudad Juárez, quien buscaba tomar el municipio chihuahuense "por mis pelotas".

Así "El Jaguar" fundó, junto con Noel Salgueiro Nevárez, "El Flaco", la banda criminal de "Gente Nueva", la cual fungió como brazo armado del cártel de Juárez.


Noel Salgueiro Nevárez, "El Flaco"

"Gente Nueva", entonces, combatió en Chihuahua contra las pandillas del cártel de Juárez: "La Línea" y "Los Aztecas".

Sin embargo, "Gente Nueva" no les harían frente solos al Cártel de Juárez, también les apoyarían "Los Artistas Asesinos" y "Los Mexicles".
ANUNCIO

José Antonio Torres Marrufo se convirtió en el hombre importante de "El Chapo" en Chihuahua.

Se encargaba de todo el corredor en Ciudad Juárez para el tráfico de mariguana y cocaína hacía Estados Unidos.

Cobraba para que otros narcotraficantes lo usaran y así financiaran las armas que importaba a México para la guerra contra el cártel de Juárez.


Sanguinario como su apodo, "El Jaguar" no solo traficaba droga, sino que ordenaba secuestros, extorsiones y homicidios.

Tenía un cuarto con un piso de azulejos blancos inclinado hacía el desagüe donde mataba gente.

Fue, además, el autor intelectual del asesinato de 18 personas en el Centro de Rehabilitación El Aliviane en septiembre de 2009, en Ciudad Juárez, Chihuahua.

Torres Marrufo no tenía piedad ni con su propia gente, según relató un reportaje en Milenio titulado "De cómo 'El Chapo' controló Juárez".

El mismo año de la masacre en la cárcel chihuahuense, ordenó secuestrar a un hombre en Texas, miembro del cártel de Sinaloa, a quien la policía le había decomisado droga.


José Antonio Torres Marrufo, "El Jaguar"

Tras plagiarlo, lo presentaron a "El Jaguar", donde lo interrogó y ordenó que lo asesinaran. Días después, su cuerpo apareció descuartizado y con un mensaje para aquello que robaran o perdían mercancía de la organización criminal.

Al año siguiente, Torres Marrufo, junto con hombres armados, irrumpió en una boda en Ciudad Juárez, secuestraron al novio, a su hermano y a un tío de este. Poco después, las tres víctimas aparecieron asesinadas.

Sin embargo, el imperio criminal de "El Jaguar" terminó en 2012, cuando fue detenido por elementos de la Policía Federal en León, Guanajuato. Hoy se encuentra ante la justicia estadunidense, donde su futuro parece no mejorara, pues podría ser condenado a cadena perpetua.


*Con Información de EFE y AP




No hay comentarios