Header Ads

EE UU pide cuatro años de cárcel para Emma Coronel, la esposa de ‘El Chapo’ Guzmán

La cónyuge del mayor capo de la droga en México se declaró culpable en junio de tres delitos relacionados con el multimillonario imperio de narcotráfico
| Comparte en WhatsApp |
El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha pedido cuatro años de cárcel para Emma Coronel, la mujer del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, quien se declaró culpable de tres delitos de narcotráfico dentro de la estructura del cartel de Sinaloa que dirigía su esposo. Además, la Fiscalía reclama también al juez que dicte una orden para incautar bienes de Coronel por un importe de casi 1,5 millones de dólares, según los documentos presentados ante la justicia. EE UU solicita, además, cinco años de libertad vigilada para Coronel. El próximo día 30 de noviembre se dictará sentencia.

Coronel, de 32 años, está acusada de tráfico de cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana, de conspiración, de lavado de dinero y de participar en transacciones con un narcotraficante extranjero. Estados Unidos acusa a Coronel de haber ayudado a El Chapo a llevar a cabo una de las fugas más mediáticas de la historia: su huida de la prisión de alta seguridad mexicana de El Altiplano, en el verano de 2015, a través de un túnel que conectaba la ducha de su celda con una casa de seguridad a través de raíles y una motocicleta. Según las autoridades estadounidenses, Coronel tramaba junto a la gente de confianza de Guzmán otra fuga en 2017, poco antes de la extradición del capo a Estados Unidos.

En 2019, Guzmán Loera fue condenado en un tribunal de Nueva York a cadena perpetua por narcotráfico, a más 30 años de prisión por violencia con armas y a 20 por blanqueo de dinero. Desde entonces, permanece en la cárcel Supermax de Colorado, la prisión federal más segura de EE UU.

Para la Administración norteamericana, Coronel se benefició de los negocios ilícitos de Joaquín Guzmán e incluso cuando este se encontraba en prisión, asegura el documento judicial. “La acusada vivía, poseía y controlaba residencias pagadas con los ingresos del tráfico de drogas de Guzmán, que incluían tanto propiedades residenciales como propiedades comerciales”, se lee en la nota del Gobierno.

La exreina de belleza de Sinaloa, de nacionalidad mexicana y estadounidense, fue detenida el pasado febrero en el aeropuerto Internacional Dulles, a las afueras de Washington, y desde entonces ha estado encarcelada. Durante el juicio, las autoridades estadounidenses presentaron documentos que evidenciaban que la leal esposa de El Chapo transmitió sus órdenes de 2012 a 2014 para realizar envíos de drogas, además de ayudarlo a evadir su captura durante años.


Con información de EFE y AP

¿Usted qué Opina?

No hay comentarios