Header Ads

"Los Dormidos", este fue el primer y sanguinario brazo armado de "El Chapo Guzmán", se encargaban de las víctimas del Cártel de Guadalajara

Antes de ser el líder del Cártel de Sinaloa, Guzmán Loera comandaba una banda que se encargaba de desaparecer a las víctimas del narcotráfico
| Comparte en WhatsApp |
Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", se encuentra detenido en una prisión de máxima seguridad en Estados Unidos pagando cadena perpetua por liderar a una de las organizaciones del narcotráfico más poderosas del mundo: el Cártel de Sinaloa.

Sin embargo, antes de ser capo de las drogas, Guzmán Loera fue un simple sembrador de marihuana, así incursionó en su actividad criminal escalando poco a poco en el extinto Cártel de Guadalajara, liderado por Miguel Ángel Félix Gallardo, "El Jefe de Jefes"; Ernesto Fonseca Carrillo, "Don Neto"; y Rafael Caro Quintero, "El Narco de Narcos".

En el apogeo del Cártel de Guadalajara, "El Chapo" pasó de ser un sembrador de marihuana a un sicario que lideró una sanguinaria banda criminal dentro de la organización.

Se hacían llamar "Los Dormidos" y se encargaban de deshacer los cuerpos de las víctimas del Cártel de Guadalajara.

Esto según el documental "The Last Narc", donde se aborda el asesinato del agente de la DEA, Enrique "Kiki" Camarena.

El documental es protagonizado por Héctor Berrellez, agente en jefe de la Operación Leyenda, la investigación de la DEA sobre el asesinato de Camarena, así como por tres expolicias de Jalisco corrompidos por el Cártel de Guadalajara que se hicieron testigos protegidos de la investigación de caso: Jorge Godoy, René López y Ramón Lira.

Godoy y Lira narran un pasaje sangriento protagonizado por Guzmán Loera con "Los Dormidos".

Una llamada de emergencia los alertó, en el Hotel American Motors, en Guadalajara, Jalisco, había ocurrido un cruel asesinato.

Al llegar al lugar de los hechos, ambos policías encontraron un escenario sangriento: un cuarto lleno de sangre y cuerpo descuartizado, "olía a mierda", relata Lita

En la habitación aún se encontraban los dos responsables del asesinato, dos hombres jóvenes, uno de ellos era Joaquín Guzmán Loera.

"Se veía que estaban felices, riéndose impunemente y a toda luz drogados", cuenta Ramón Lira.

En el lugar estaba Miguel Ángel Félix Gallardo, quien evitó que "El Chapo" y su cómplice fueran detenidos, asegura Jorge Godoy.

No hubo detenciones, no se hizo reporte del caso, ni siquiera se levantó el cuerpo, "Los Dormidos" se deshicieron de él, lamenta Lira.

La corrupción era tal que no había diferencia entre las autoridades y los narcotraficantes del Cártel de Guadalajara.

"El Chapo", cuentan los expolicías, participó en el asesinato de varios ciudadanos estadounidenses que vacacionaban en Jalisco al creer que eran agentes de la DEA.

Guzmán Loera habría participado en el asesinato de Camarena y de su piloto Alfredo Zavala Avelar.
E
l Cártel de Guadalajara quería vengarse de Camarena luego que ayudara al aseguramiento del Rancho Búfalo, el principal sembradío de marihuana de la organización criminal.

Godoy asegura que "El Chapo" participó en el secuestro de Zavala Avelar y, junto a "Los Dormidos" se deshizo de ambos cuerpos.

Primero, a Camarena ya muerto y al piloto aún con vida, los enterraron en un paraje desconocido de Jalisco.

Luego, cuando el caso tuvo consecuencias internacionales, los desenterraron y los abandonaron en una carretera de Michoacán, donde fueron encontrados un mes después del secuestro.

Por presiones del gobierno de Estados Unidos, autoridades mexicanas detuvieron a Caro Quintero, "Don Neto" y a "El Jefe de Jefes", provocando la caída del Cártel de Guadalajara.

El caso Camarena y la destrucción del Cártel de Guadalajara resultó positivo para "El Chapo", pues de las cenizas surgieron tres cárteles: el Cártel de Juárez, el Cártel de Tijuana y el Cártel de Sinaloa, del cual fue líder.

Así, Guzmán Loera pasó de un simple sembrador de marihuana a un sanguinario sicarios y finalmente a capo de la droga.


Con información de EFE y AP

¿Usted qué Opina?

No hay comentarios