Header Ads

Debanhi fue asesinada y sufrió violencia sexual, revela estudio forense solicitado por la familia

El País reveló el contenido de la segunda autopsia solicitada por el padre de Debanhi, la cual desecha la hipótesis de que cayó por accidente a la cisterna donde fue encontrada.


Escobedo, Nuevo León. Debanhi Escobar, la joven de 18 años que fue encontrada sin vida en una cisterna en un motel de Nuevo León, fue asesinada y sufrió abuso sexual antes de morir, señala el análisis forense solicitado por la familia, revelado por el diario español El País.

Este segundo estudio descarta la hipótesis de la primera necropsia oficial realizada por la Fiscalía de Justicia de Nuevo León, la cual apunta a que la causa de muerte se dio debido a un posible accidente.

De acuerdo con El País, Debanhi fue golpeada varias veces con un “agente contundente” en la cabeza y murió antes de llegar al tanque de agua, donde fue encontrada casi dos semanas después de su desaparición.

La periodista Elena Reina escribe en el medio español que “se trata de una muerte violenta homicida”, y el cadáver presentó “huellas de una relación sexual violenta”.

Un día después de que fue encontrado el cuerpo, la Fiscalía de Nuevo León señaló que la causa de muerte era “contusión cerebral profunda”, y que no había agua en los pulmones de la joven, pues la cisterna apenas tenía 90 centímetros de agua; además, la institución manejó la hipótesis de que cuando cayó, Debanhi "pudo reaccionar", es decir, levantarse.

La segunda autopsia solicitada por Mario Escobar, padre de la joven, señala que “el cuerpo presenta huellas de una relación sexual vaginal, violenta y reciente”, lo cual “se deduce por haber encontrado equimosis violáceas y hematomas” en la zona exterior de los genitales.

Este segundo dictamen —que analizó las imágenes de la exploración médica del cadáver y pruebas diagnósticas— señala que el cuerpo de Debanhi Escobar presentaba signos de violencia sexual, lo cual no ha sido informado por la Fiscalía, que cuenta con este informe desde el pasado 2 de mayo.

El dictamen forense concluye que la joven falleció antes de que su cuerpo fuera introducido a la cisterna y coincide con la primera necropsia en la causa de la muerte son profundos golpes en la cabeza, no solo uno, como apuntó la Fiscalía.

La lesión más grave, que le provocó la muerte, fue un duro impacto en la región frontal derecha del cráneo. Pero la segunda autopsia va más allá, pues de acuerdo con el texto publicado por El País, los golpes en la cabeza le causaron a Debanhi una “hemorragia intracraneal que provocó un choque neurogénico y este, un paro respiratorio”.

Además, Debanhi presentaba golpes en ambos párpados, en el lado izquierdo de la nariz, en los labios, arriba de la oreja derecha y la región retroauricular derecha.


Con información de EFE y AP